Conozca sus derechos: Publicidad





P: ¿Puede demandarnos un anunciante por rechazar su publicidad?

R: La Primera Enmienda protege la expresión comercial, por lo que un anunciante puede hacer un reclamo en virtud de la Primera Enmienda si puede comprobar que un funcionario del gobierno (incluyendo un maestro o profesor de una escuela pública) rechazó el aviso por razones inadmisibles, como estar en desacuerdo con su punto de vista. Este es uno de los motivos por el cual los estudiantes, y no los empleados de la escuela, deben establecer y cumplir con las normas de publicidad. 

P: ¿Puede la escuela obligar a la publicación de los estudiantes a rechazar anuncios de bares o bebidas alcohólicas?

R: En la escuela de kindergarten (jardín de infantes) al grado 12º, probablemente sí.  Si la escuela argumenta que los avisos fomentan el uso de sustancias ilegales y perjudiciales para sus lectores, en su mayoría menores de edad, probablemente la Primera Enmienda no ofrecerá ayuda. A nivel universitario, los tribunales federales están divididos, pero una prohibición total de toda mención sobre bebidas alcohólicas (o de los establecimientos que lo sirven) es casi seguro que se derogaría como inconstitucional.

P: Si alguien anuncia un servicio que termina siendo perjudicial, ¿pueden nuestros clientes enjuiciar a nuestra publicación por publicar el aviso?

R: A menos que el aviso anuncie abiertamente un “delito”, como por ejemplo el deseo de contratar a un sicario, la respuesta es no. Si el comprador sufre un daño por un producto defectuoso o es engañado por un negocio de mala reputación, su reclamo será contra el vendedor, no contra el medio que aceptó el aviso.

P: ¿Es legal publicar un aviso clasificado que busca un compañero de habitación “blanco” o “cristiano”?

R: La ley federal de Vivienda Justa y otras leyes estatales antidiscriminatorias hacen que esos avisos sean ilegales –tanto para la persona que coloca el aviso como para el medio que los acepta. Las ofertas de vivienda no pueden estar condicionadas por cuestiones de raza, religión, sexo, discapacidad, condición familiar o cualquier otra categoría protegida, excepto que la persona puede expresar su preferencia sobre el sexo de la persona con la que compartirá la vivienda.

P: Estamos creando un “aviso de autopromoción” para fomentar que las personas lean el periódico. ¿Puede el aviso volver a imprimir una antigua primera plana con nuestro cuartofinalista con el Trofeo Heisman? 

R: Normalmente se necesita un “documento de autorización” de las personas que se puedan identificar y que se muestren en los avisos, porque las personas tienen derecho a controlar cómo se usan sus imágenes en relación con las promociones comerciales. Pero volver a imprimir algo semejante (o una pequeña foto) de su propia publicación es una excepción, y no se necesita consentimiento especial. 


en Espanol