Conozca sus derechos: Confidencialidad





P: ¿Pueden los estudiantes de periodismo declarar “privilegio de reportero” para proteger sus fuentes de información?

R: Las leyes estatales de privilegios de los reporteros (también conocidas como “protección del reportero”) permiten que los periodistas retengan material confidencial de recopilación de noticias de las partes en una investigación criminal o un juicio civil. En la mayoría de los estados, la protección se aplica a cualquier persona que regularmente reúne y distribuye noticias al público, aún los estudiantes a los que no se les paga. En una minoría de estados, la protección cubre solo a profesionales que perciben un pago por su trabajo.

P: ¿El privilegio del reportero protege algo más que las fuentes confidenciales?

R: En muchos estados, el privilegio cubre no solo las fuentes confidenciales sino también cualquier tipo de material de recopilación de noticias no publicado, como notas y cintas de las entrevistas. Pero ese privilegio normalmente no es absoluto, y un tribunal puede anularlo si la evidencia se necesita con urgencia.

P: ¿Puede la policía o el cuerpo de seguridad del plantel buscar en nuestra sala de prensa para obtener fotos, notas o videos sin publicar?

R: Casi nunca. El Congreso aprobó la Ley de Protección de la Privacidad en 1980, a partir de la cual es ilegal que los encargados del orden público busquen en una sala de prensa (o en cualquier otro lugar donde se guarde la recopilación de noticias, como por ejemplo, la maletera del auto de un reportero). Si la policía o el fiscal desean obtener algún material no publicado, deben emitir una citación y darle al periodista una oportunidad para oponerse a la citación ante el tribunal.

P: ¿Qué sucede si la búsqueda la hace un administrador, y no la policía?

R: La Ley de Protección de la Privacidad se aplica a cualquier búsqueda realizada por un oficial del gobierno, pero se aplica solo en una investigación criminal. Por lo que no es claro si la PPA no sería de alguna ayuda si, por ejemplo, el decano busca evidencia de un incumplimiento disciplinario en las computadoras de la sala de prensa. Por eso, es aconsejable guardar las entrevistas y los documentos extra sensibles fuera del plantel, no en las computadoras o servidores de la escuela.

P: ¿Qué tipo de protección tienen los periodistas en la escuela secundaria?

R: Las leyes de protección y la PPA no han sido probadas en el ámbito de las escuelas secundarias, por lo que no podemos decirlo. La preocupación más común para los periodistas de la secundaria no es la demanda de la policía, sino la del director de la escuela. Una promesa de confidencialidad es legalmente vinculante, y una persona perjudicada, por ejemplo, ante una expulsión de la escuela porque no cumplió con su promesa, podría presentar un reclamo por incumplimiento de contrato contra usted. De manera que si se enfrenta a una demanda para proporcionar sus notas o fuentes, no actúe sin consultar antes con un abogado para protegerse. Y si usted es un estudiante que utiliza una fuente confidencial, evite divulgar la identidad de su fuente aún al profesor de periodismo de confianza quien podría ser amenazado más fácilmente para que dé la información.


en Espanol